Checklist para un Cierre Fiscal y Contable Exitoso: Aspectos Clave para tu Empresa

Tabla de contenidos

Al culminar cada año, surge la necesidad de comprender y aplicar de manera adecuada las normativas contables y fiscales para llevar a cabo el cierre del ejercicio, independientemente del año en curso. Este proceso es esencial para presentar una imagen precisa de la empresa ante las Administraciones Públicas, entidades financieras, posibles inversores y otros actores relevantes, ya que esta información estará vigente en el período siguiente.

Para alcanzar este objetivo, resulta fundamental seguir una lista de verificación que abarque tanto áreas contables como fiscales, sentando así las bases para comprender la situación económica de la empresa.

Este enfoque garantiza que la información consignada en las cuentas anuales refleje de manera veraz el estado del patrimonio, la situación financiera y los resultados de la empresa, todo ello acompañado de una planificación fiscal adecuada.

A continuación, a modo de ejemplo, se detallan algunas partidas clave a tener en cuenta, elaborado por nuestro equipo de Asesoría Fiscal en Madrid:

Checklist Área Contable

  1. Amortizaciones.
  2. Ingresos o gastos aplazados.
  3. Estudio y clasificación de deudas a corto y largo plazo.
  4. Provisiones para contingencias comunes o gastos que puedan afectar la tesorería de la empresa.
  5. Contabilización del gasto por el impuesto de Sociedades.

Checklist Área Fiscal

  1. Diferenciación entre amortización fiscal y contable.
  2. Consideración de los tratamientos fiscales aplicables a contratos de leasing y renting.
  3. Conocimiento de qué gastos son deducibles o no en el Impuesto de Sociedades.
  4. Entendimiento del tratamiento fiscal de las operaciones vinculadas.
  5. Exención de los dividendos.
  6. Deducciones fiscales de las donaciones.

 

Llevar a cabo una revisión exhaustiva de estos aspectos asegura que, al presentar las cuentas anuales, se ofrezca una representación precisa y completa de la situación de la empresa desde el punto de vista económico y financiero, independientemente del año en el que nos encontremos. Este enfoque proactivo no solo garantiza el cumplimiento normativo, sino que también contribuye a construir una imagen sólida y confiable de la empresa ante todas las partes interesadas. ¡Espero que esta información te resulte útil!

Compartir artículo:

Artículos relacionados

Cuándo no se devuelve la fianza de un alquiler
Invertir en cine y en música
Contrato de interinidad
Impuesto Transmisión Patrimoniales - itp en Madrid