DEDUCIBILIDAD DE LOS INTERESES DE DEMORA LIQUIDADOS POR LA ADMINISTRACIÓN

Tabla de contenidos

 

Resolución de la Dirección General de Tributos de 4 de abril de 2016

 

A lo largo de los últimos meses hemos asistido a distintos cambios en la posición de la Administración Tributaria respecto de la deducibilidad en el Impuesto sobre Sociedades (y, por extensión, en el IRPF de los empresarios y profesionales) de los intereses de demora exigidos por la Administración a resultas de una comprobación administrativa, inspección fiscal, liquidaciones paralelas, etc.

 

De tal modo, en un principio se consideraron plenamente deducibles como gastos financieros que son, pero posteriormente, conforme a distintos pronunciamientos del Tribunal Supremo y el Tribunal Económico-Administrativo Central (dictados en interpretación de una normativa ya derogada), pasaron a calificarse como gastos no deducibles por entenderse que no eran un gasto necesario de la actividad empresarial, al derivar de una conducta antijurídica del propio sujeto pasivo.

 

Finalmente, esperamos, la Dirección General de Tributos acaba de emitir una resolución, de fecha 4 de abril de 2016, publicada en el BOE del día 6 de abril, en la que se vuelve a la posición clásica de plena deducibilidad de los intereses liquidados por la Administración, como cualquier otro gasto financiero que soporte el sujeto pasivo.

 

Para cualquier cuestión relacionada con esta materia no dude en ponerse en contacto con HEREDIA CRUCES ASESORES en nuestros canales habituales de contacto.

Compartir artículo:

Artículos relacionados

Cuándo no se devuelve la fianza de un alquiler
Invertir en cine y en música
Contrato de interinidad
Impuesto Transmisión Patrimoniales - itp en Madrid